La nueva ola (tributaria) que viene

Tras dos años de gestación, ya está aquí la famosa (y mal llamada) tasa google.

El pasado 15 de octubre se publicaron en el BOE dos nuevas leyes que alumbraron sendos tributos:

Ambas leyes, entrarán en vigor el 1 de enero del año que viene.

Aunque ahora entraremos a comentar estos dos nuevos tributos, antes, queremos anticipar otras posibles variaciones en el panorama fiscal que pueden producirse en los próximos meses.

En el borrador de los Presupuestos Generales para 2021 el Gobierno contempla una subida del IVA del 21 % para:

  • Formación
  • Servicios sanitarios 

El principal objetivo de esta medida, es claro: aumentar la recaudación de la arcas públicas.

La justificación a esta subida en dos de los sectores más importantes de la economía española se basa en su progresividad, ya que afectaría en mayor medida a las rentas más altas -que son las que estadísticamente mayor consumo de bienes/servicios al tipo general del IVA realizan-. Sin embargo, desincentivando el consumo de estos servicios, podría provocarse el efecto contrario, dado que son las rentas más altas las que más sanidad y formación privadas consumen…

Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales

Como anticipábamos hace un año en nuestro post, con horizonte 2020 la OCDE trabajaba en medidas y planes en torno a diversas cuestiones relativas a la fiscalidad de la actividad económica digital. Algo lógico a tenor la veloz evolución de la economía global y dirección de la misma… El problema es que, como casi siempre en estos casos, la norma no consigue adaptarse ni ajustarse a la realidad, lo cual conlleva una penalización de las iniciativas de emprendedores y empresarios digitales.

Igualmente la UE, en consonancia con lo anterior en marzo del año pasado, presentó un paquete de medidas llamado “DigiTAX”. En nuestro país, el año pasado, se acordó el inicio de la tramitación parlamentaria del proyecto de Ley que incluía la creación del “Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales” o IDSD, comúnmente conocido como “tasa Google“.

Código Geek, Hablar De Código A Mí, Taza De Café

Este anteproyecto de Ley, ya anunciaba lo que en las recientemente aprobadas Leyes 04/2020 y 05/2020 de 15 de octubre, se convierte en realidad a partir del año que viene. También el Impuesto sobre Transacciones Financieras.

Pero además de igual modo que se recogían estos nuevos tributos, otras medidas de este anteproyecto de Ley fueron aprobadas en el pasado Consejo de Ministros de 13 de octubre. A la espera de que la nueva Ley se aprobada en trámite parlamentario, estas medidas afectan en lo relativo a: 

  1. Endurecimiento de la limitación de los pagos en efectivo.
  2. Prohibición de amnistías fiscales (… que en principio ya estaban prohibidas ¿?).
  3. Ampliación del listado de deudores de la Hacienda Pública.
  4. Lucha contra los paraísos fiscales
  5. Lucha contra el software de doble uso
  6. Control de criptomonedas
  7. Valor de referencia (ITPAJD, IP e ISD)
  8. Medidas antielusión fiscal
  9. Cumplimiento voluntario de las obligaciones (simplificando ciertos trámites… Para pagar, claro:)).

Volviendo al Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, podéis encontrar toda la información en el post que escribimos en su día o si preferís, aparte de en la Ley 04/2020.

Impuesto sobre Transacciones Financieras

El objetivo de este nuevo tributo, también con aplicación a partir del 1 de enero de 2021, es el de… RECAUDAR. ¡Anda, también! Y es que con motivo de querer garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones y la mejora de ingresos de la Seguridad Social, nuestros gobernantes nos asestan un nuevo hachazo fiscal. Si bien es cierto que en otros países de la UE hay modelos recaudatorios similares…

Para ello, se aplicará un gravamen del 0,2% en las operaciones de compraventa de acciones de empresas españolas cotizadas con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones.

Difuminar, Gráfico, Equipo, De Datos, Las Finanzas

Se recogen diversos casos de exención como las operaciones relativas a operaciones intragrupo, la adquisición derivadas de la emisión de acciones o la compra de acciones propias, por ejemplo…

El resto de detalles, podéis encontrarlos en el enlace a la Ley 05/2020 que hemos dejado al comienzo de este post.

En LNK somos expertos en
internacionalización y fiscalidad

Si quieres trabajar o colaborar con nosotros, puedes contactar desde aquí:

¿Qué son los bienes de inversión?

En la gestión fiscal del autónomo (empresario individual) hay un concepto relacionado con los gastos de la actividad que merece la pena tratar por su especificidad y repercusión en la misma, los bienes de inversión.

El concepto fiscal de bien de inversión está relacionado con el concepto contable de activo inmovilizado. En esta definición se recogen aquellos bienes de equipo relacionados con la actividad empresarial y cuya permanencia en el activo empresarial supera el ejercicio económico (1 año).

A la hora de hablar de bien de inversión, hemos de diferenciar entre el impuesto sobre el valor añadido y el impuesto sobre la renta de las personas físicas.

  • IRPF: en cumplimiento a lo anterior, todo aquel elemento cuyo importe sea de 300,00€ o más deberá considerarse y tratarse a efectos del impuesto como bien de inversión. Ello implica que su imputación como gasto no se realice íntegramente en el momento de la compra, sino que deberá ser periodificado conforme al ritmo de amortización que las tablas fiscales determinan para cada tipo de bien. Por tanto, no debe declararse en su totalidad en el trimestre correspondiente, sino que se hará a lo largo de cada trimestre desde el momento de la compra en la proporción señalada por el % de amortización fiscal.
 
  • IVA: en este caso, el importe a partir del cual un bien que cumpla los anteriores requisitos se considera bien de inversión es de 3.005,06€. Cuando un bien a efectos de IVA se considere de inversión, se declarará en el trimestre que corresponde pero deberá regularizarse la cuota de IVA deducida de su compra en la parte proporcional cuando se de de baja en el activo antes de 4 años (9 años en el supuesto de edificaciones y terrenos), además de en algún otro supuesto.

En el caso del registro de las operaciones relativas a este tipo de bienes, se determina la individualización del asiento en cada una de las operaciones en un apartado específico dentro de los libros registro o libro de IVA.

¿Tienes dudas?

Si quieres que te atendamos, puedes escribirnos 🙂

Soluciones de facturación (y más) para autónomos y PYMEs

Sois muchos; clientes, alumnos, compañerxs… Los que nos soléis preguntar por las soluciones que utilizamos o conocemos para facturar, llevar los libros registro y/o la contabilidad, confeccionar presupuesto y realizar seguimiento de acciones comerciales, etc.

En este post os vamos a listar varias de ellas intentándolas agrupar por criterios que os puedan ayudar a identificar cuál se ajusta mejor a vuestras necesidades.

Facturación

  • Cuéntica: facturas emitidas, recibidas, cobros y pagos. Libros registro y total control de tu tesorería con un panel analítico muy completo. Ideal para autónomos aunque también incorpora un módulo contable «tutelado» para empresas. Posibilidad de presentar los impuestos desde la aplicación. Mañicos. Desde 15€/mes.
  • Gábilos: otra alternativa en la linea de la anterior (incluyendo el nivel de precios). Pero además esta empresa alto aragonesa ofrece soluciones específicas para el sector turístico. También tiene soluciones de software de descarga además de las aplicaciones online.
  • Txerpa: programa de facturación sencillo y sin mayores pretensiones donde el valor añadido reside en el asesoramiento y apoyo en la presentación de impuestos. Además tienen un blog que actualizan constantemente con asuntos de interés para emprendedores y su gestión económica. Módulo más básico desde 9,95€/mes
  • Contasimple: lo más interesante de esta solución es que ofertan un módulo para asesorías de manera que estas pueden dar acceso a su perfil en la plataforma a los clientes donde introduzcan la información necesaria para poder preparar todas las declaraciones tributarias.
  • Anfix: en la linea de la anterior, la llama «Contabilidad Colaborativa», con un diseño de aplicación muy cuidado e intuitivo, integración bancaria, etc. Acceso desde la plataforma y desde la app. Presenta unos planes de pago muy flexibles adaptables a las necesidades concretas de cada cliente.

Contabilidad y más

  • DelSOL: nosotros trabajamos con ellos desde el principio. Un gran servicio técnico y su notable y continua evolución, incorporando nuevas funcionalidad y mejoras, hacen de esta opción una acertada y económica elección. No sólo contabilidad; módulos CRM, soluciones para comercios, facturación de servicios, etc. Y además con doble opción escritorio y nube.
  • Holded: con lo mejor de las plataformas de facturación y la «potencia» de  de los softwares de contabilidad. Este módulo (opcional) tiene una interesante aplicación de contabilidad analítica muy útil para el estudio de costos de proyectos, aunque a nivel de contabilidad financiera tiene margen de mejora. Permite integraciones mediante APIs.
  • SAGE: una consolidada empresa en el sector del software contable. Adaptada a los nuevos tiempos con una renovada oferta de diferentes soluciones. Único pero, el precio, aunque ofrece una solución para autónomos y startups más económica.
  • A3: junto a SAGE, una de las principales empresas del sector. Disponible opción cloud y una versión para asesorías. Tiene un interesante módulo de contabilización automática de apuntes bancarios. Precio bajo demanda.
  • WontaW EVO: esta alternativa nos ofrece todas las funcionalidades básicas de un buen software de contabilidad, dentro de las que destaca la posibilidad de realizar simulaciones y predicciones. Una opción que refleja todo lo que desde una empresa de software más pequeña, puede aportarse…

Directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2020

El 28 de enero se publicó en el BOE la resolución de 21 de enero de 2020, de la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, por la que se aprueban las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2020.

Las lineas de vigilancia y control tributario que marcan estas directrices establecen las principales áreas y cuestiones en las que la AEAT va a poner el foco este año 2020… Estas medidas se sustentan en los siguientes cinco pilares:

  1. Información y asistencia.

  2. Prevención de los incumplimientos. El fomento del cumplimiento voluntario y prevención del fraude.

  3. La investigación y las actuaciones de comprobación del fraude tributario y aduanero.

  4. El control del fraude en fase recaudatoria.

  5. La colaboración entre la Agencia Tributaria y las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas.

Al igual que en ejercicios precedentes, los puntos anteriormente señalados, se desarrollan en diferentes medidas de actuación. Aunque os dejamos el texto completo en el siguiente enlace y, en la página web de la Agencia Tributaria también podéis encontrar información al respecto (así como del PLAN ESTRATÉGICO DE LA AGENCIA TRIBUTARIA 2020-2023), creemos interesante destacar:

Información y asistencia.

Desde la AEAT se pretende continuar potenciando tanto la diversidad como la calidad de los servicios de información y asistencia prestados a los contribuyentes, priorizando el uso de las nuevas tecnologías frente a los medios tradicionales de asistencia presencial, para conseguir una mayor eficacia y permitir una asignación más eficiente de los recursos materiales y humanos disponibles. De este modo, se garantizará a los contribuyentes la realización de trámites de forma más ágil y eficaz, gracias a los sistemas telemáticos de asistencia y a la disponibilidad de medios de identificación y de comunicación electrónicos.

Algunas de estas medidas ya vienen poniéndose a disposición del contribuyente desde hace años, a las que se les irán sumando otras a distintos niveles. Presentación y/o asistencia de autoliquidaciones (a la de IRPF, se le suma un asistente de confección del modelo 303; «PRE-303«, asistente censal), herramientas complementarias como una calculadora de prorratas… Consolidación de otras ya en marcha como la aplicación móvil o la plataformas de localización de servicios prestados), se crean las denominadas ADIs «Administraciones de asistencia Digital Integral».

Prevención de los incumplimientos. El fomento del cumplimiento voluntario y prevención del fraude.

La mayor parte de actuaciones relativas a este punto se articularan desde la sección de Censos. Control de presentación de autoliquidaciones, declaraciones informativas, calidad de la información…

Se introducen medidas dirigidas a la prevención del fraude en materia de Aduanas e Impuestos Especiales, en buena parte debido a los efectos del denominado BREXIT y la salida de UK del mercado único y unión aduanera, además de otras medidas preventivas en relación a este y otros países.

La investigación y las actuaciones de comprobación del fraude tributario y aduanero.

Enmarcadas dentro del Plan Estratégico de la Agencia Tributaria, se recogen diversas medidas con el objetivo primordial de conseguir un impacto sectorial positivo en forma de ensanchamiento de bases y mejora de las cantidades autoliquidadas.

Para ello, las lineas de actuación principales serán las siguientes:

  • Fuentes de información y avances tecnológicos en el análisis de riesgos
  • Control de tributos internos:
    • Actuaciones de comprobación a grupos multinacionales, grandes empresas y grupos fiscales.
    • Análisis patrimonial.
    • Ocultación de actividades empresariales o profesionales y uso abusivo de sociedades (al igual que años anteriores…).
    • Control de actividades económicas, especial  hincapié en lo relativo a IVA e IS.
    • Otras… Destacar lo relativo a rentas procedentes de otros países (especialmente de artistas y deportistas), ENLs, actuaciones de colaboración con la Inspección de trabajo y la Seguridad Social […] y para la lucha contra el fraude en la cotización y reducción de las cuotas de la Seguridad Social, actuaciones de control en el marco de las relaciones con las Haciendas forales. 
  • Comprobaciones formales
  • Análisis de la información. Se incide en la investigación en Internet y la obtención de información relacionada con los nuevos modelos de actividad económica, especialmente en comercio electrónico, que continúan constituyendo una prioridad para la Agencia Tributaria, en concreto actuaciones dirigidas a:
    • Obtención de información sobre operaciones realizadas con criptomonedas.

    • Sistematización y estudio de la información obtenida, a efectos de diseñar las actuaciones de control adecuadas para garantizar la correcta tributación de las operaciones señaladas, así como el origen de los fondos utilizados en la adquisición de las mismas.

  • Se continuará con la realización de actuaciones centralizadas de comprobación en relación con el Impuesto sobre la Renta de No Residentes y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones de no residentes por la Oficina Nacional de Gestión Tributaria.

Por último, continuidad e impulso para las medidas que se vienen aplicando en lo relativo a:

El control del fraude en fase recaudatoria y la colaboración entre la Agencia Tributaria y las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas.

¿Te has asustado?

No tengas miedo, ¡Tranquil@! En lexintek te ayudamos a hacer las cosas bien y poder sobrevivir "al coco". Sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros desde aquí:

Ingresos y gastos posteriores al cese de actividad. Cómo actuar.

Por motivos personales o causas económicas ha llegado el momento que nunca se desearía que llegará. El/La autónom@ cierra. Termina su actividad. Con la decisión tomada y para evitar seguir acumulando gastos inherentes a su condición de alta (cuota autónomos, posibilidad de resolver contratos que implican gastos fijos, etc.) formaliza su situación presentando la preceptiva declaración censal modelo 037 de baja (cese de actividades empresariales y profesionales/baja en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores).

El/La autónom@ está fuera pero el tráfico mercantil continua. ¿Cómo proceder con las facturas que recibimos posteriormente? ¿Podremos deducirlas? ¿Declararlas si quiera? ¿Podemos emitir facturas por algún trabajo pendiente o cualquier otra circunstancia?

La legislación reforzada por el criterio de las consultas evacuadas por la Dirección General de Tributos y el Tribunal Económico-Administrativo Central nos dice que la condición de sujeto pasivo no se pierde con la comunicación censal de cese actividad lo que nos permitirá deducirnos gastos (siempre relacionados directamente con la actividad pasada) presentar autoliquidaciones e incluso emitir facturas en determinadas condiciones.

La consulta vinculante DGT V2182-10, de 01/10/2010 que aborda esta cuestión en relación al Impuesto de Valor Añadido nos dice lo siguiente:

“La condición de empresario o profesional a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido se mantiene hasta que no se produzca el cese efectivo en el ejercicio de la actividad, el cual no se puede entender producido en tanto el sujeto pasivo, actuando como tal, continúe llevando a cabo la liquidación del patrimonio empresarial o profesional y enajenando los bienes afectos a su actividad.
“Las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido soportadas como consecuencia de gastos incurridos con posterioridad al cese en el ejercicio de su actividad económica serán deducibles en la medida en que exista una relación directa e inmediata entre los pagos realizados y dicha actividad, se acredite que no existe intención de actuar de forma fraudulenta o abusiva y se cumplan las demás exigencias previstas en los artículos 92 y siguientes de la Ley del IVA.”

Más recientemente en la consulta (CV 29/01/2018) la DGT aborda el tema desde el punto de vista del IRPF. Refiriéndose a un autónomo que ya no desarrolla de manera efectiva su actividad profesional, para aquellos gastos posteriores al cese que mantengan su misma naturaleza, dicha consulta alude a que “el autónomo podrá declarar esos gastos dentro del concepto de rendimientos de actividades económicas sin estar obligado a darse de alta en el censo de empresarios por la actividad que desarrollaba, ni cumplir las obligaciones formales exigidas en el IRPF a los empresarios (libros registros, pagos fraccionados, etc.)”.

Ojo, eso sí, en el IRPF, los gastos siempre imputados en el ejercicio de devengo del gasto a diferencia de la flexibilidad que nos permite el IVA en este aspecto.

Si estás pensando en cerrar tu negocio para fin de año

Te ayudamos a hacer las cosas bien. No dudes en contactar con nosotros. TE AYUDAMOS

Marketplaces, plataformas, Apps y otros modelos de negocio digitales. Fiscalidad de los servicios electrónicos (TRE).

La mayoría de los proyectos que últimamente conocemos son del entorno digital o relacionados con las nuevas tecnologías. Muchos de ellos además nacen ya con proyección internacional. Algunos, de hecho, no tienen clientes nacionales. Son todos extranjeros…

Además, tener una de nuestras ubicaciones en la_Terminal y participar allí y en los programas de #EmpleaTyEmprende como mentores, nos da la oportunidad de conocer muchas empresas con perfiles tecnológicos.

Entre todos ellos, es fácil encontrarse con propuestas que se estructuran en páginas web, plataformas o aplicaciones para dispositivos móviles a través de las cuales se ofrecen y prestan servicios B2B, B2C e incluso C2C…

Siempre que trabajamos con estos proyectos en nuestras áreas de trabajo, la económico-financiera y la fiscal, hacemos (entre otras) dos preguntas:

  1. ¿Cómo monetizáis? Es decir, cuál es la fuente de ingresos; suscripciones, publicidad, comisiones, etc.
  2. ¿Sabéis cómo tributa vuestra actividad? Cuánto se tiene que pagar en concepto de impuestos y CÓMO.

First round: concepto de servicio "TRE" (electrónico)

¿Servicio qué..? Servicio TRE o electrónico. Y dirás, que por qué te digo estas cosas raras… Pues porque es importante tener claro el concepto de lo que son este tipo de servicios y, después, ver si lo que haces puede o no considerarse como servicio TRE:

Esto es así debido a que en nuestro famoso y «querido» impuesto indirecto sobre el valor añadido (más conocido como IVA) hay una serie de denominados régimenes especiales. El aplicable a los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión o de televisión y a los prestados por vía electrónica, es uno de ellos y cuando el hecho imponible, la prestación de un determinado servicio como es el caso, encaja en la definición de la agencia tributaria como «TRE», tendremos que aplicar este régimen…

Como ya indicábamos en otro de nuestros posts, los «servicios TRE« (o servicios electrónicos) como aparece definido en la web de la Agencia Tributaria Española, sería:

<<… Aquellos prestados por vía electrónica, abarcarán los servicios prestados a través de Internet o de una red electrónica que, por su naturaleza, estén básicamente automatizados y requieran una intervención humana mínima, y que no tengan viabilidad al margen de la tecnología de la información […] El hecho de que el prestador de un servicio y su destinatario se comuniquen por correo electrónico no implicará, por sí mismo, que el servicio tenga la consideración de servicio prestado por vía electrónica, de esta forma los servicios electrónicos no abarcarán entre otros:

  • Las mercancías cuyo pedido o tramitación se efectúe por vía electrónica.
  • Los servicios de profesionales, tales como abogados y consultores financieros, que asesoren a sus clientes por correo electrónico.
  • Los servicios de enseñanza en los que el contenido del curso sea impartido por un profesor por Internet o a través de una red electrónica.
  • Los servicios de ayuda telefónica.>>

Second round: ... Pues me parece que lo que yo hago es un servicio TRE, ¿Qué significa?

Si tu producto digital/servicio se basa en las nuevas tecnologías de la información y/o internet es muy probable que, en caso de que la intervención humana se reduzca a labores de mantenimiento técnico una vez puesto en marcha el proyecto, o a otras acciones relacionadas con las ventas, como labores comerciales, administrativas etc., pudieras tener que conocer este régimen especial del IVA. 

Este régimen especial solamente aplica en el caso de ventas de este tipo de servicios a particulares de la UE cuya localización sea la de un país distinto al del empresario o profesional que lo presta.

Por tanto, si la prestación de servicios TRE por parte de la empresa o profesional se realiza para:

  • Un particular o empresa/profesional del mismo estado miembro de la UE (en el caso de España, 21,00% de IVA).
  • Un profesional/empresa de otro país de aplicación del impuesto -UE- (Operación intracomunitaria, sujeta y exenta de IVA por inversión del sujeto pasivo (art. 6.1.m) del Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre).
  • Un particular o empresa/profesional de un tercer país -fuera de la UE- (Exportación de servicios, sujeta y exenta de IVA conforme al art.22 de la Ley 37/1992 del IVA).

No aplicará este régimen.

Third round: ¿En qué consiste el régimen especial del IVA para los servicios TRE?

Hasta el 1 de enero de este año (2019), cada operación de este régimen por parte de la plataforma, marketplace, sitio web… entre el prestador del servicio TRE y un particular de un país miembro de la UE distinto al del primero, suponía:

  1. Aplicar el tipo de IVA del país del destinatario del servicio (particular).
  2. Recaudar la correspondiente cuota de IVA.
  3. Ingresar dicha cuota en la hacienda del país de destino a través de la ventanilla única Europea habilitada MOSS (Mini One Stop Shop) mediante el modelo 368 de autoliquidación.

Desde el 1 de enero del presente año, el límite de las ventas a partir del cual es obligatorio declarar en este régimen –excepción en la regla de localización…-, ha sido establecido en 10.000,00€ (año corriente o inmediatamente anterior). Por ello, es posible seguir aplicando el tipo de IVA del país de origen (prestador) del servicio hasta dicho límite, siendo optativo hasta dicha cuantía hacerlo con el del país del destinatario a través del MOSS.

*NOTA: a partir del 1 de enero de 2021, esta regla especial de localización se extenderá a todas las prestaciones de servicios B2C; de empresarios a particulares.

De esta forma, se pretende simplificar y facilitar la gestión del impuesto a aquellas microempresas y emprendedores que teniendo este tipo de operaciones no superan este límite, evitándoles sobrecostes asociados a la misma.

Lo primero que tendremos que hacer será presentar el modelo 034 de solicitud de alta en el Régimen Especial aplicable a los servicios TRE.

En caso de que nos corresponda presentar este modelo u optemos por hacerlo voluntariamente, lo primero de todo que debemos tener en cuenta es que NO es posible presentarlo en negativo

La declaración contendrá exclusivamente el volumen de operaciones en relación a las prestaciones de este tipo de servicios entre el empresario/profesional de España como «EMI» (Estado Miembro de Identificación) y el particular de cualquier otro país de la UE como «EMC» (Estado Miembro de Consumo). Es decir, deberemos incluir la totalidad de las operaciones en este régimen con los diferentes países miembros del TAI (Territorio de Aplicación del Impuesto).

El plazo de presentación tope será el día 20 del mes siguiente a la finalización del periodo a que se refiere la declaración, que es trimestral.

En LNK somos expertos en
fiscalidad internacional y de la economía digital

Si tienes cualquier duda puedes ponerte en contacto con nosotros desde aquí:

¿Y cuando llegue el BREXIT..?

Se esperaba que fuera efectiva para el 29 de marzo pero la salida de Reino Unido de la Unión Europea parece que se demora...

Ya estamos en otoño y seguimos esperando ver si Boris Johnson consigue culminar su sueño.

Mientras tanto, la Unión Europea; sus países y -especialmente- sus empresas trabajan en adaptarse a la inminente nueva realidad que modificará el marco de relaciones institucionales y económicas entre ambos territorios.

Las autoridades tributarias de los distintos países de la UE, han estado trabajando en la misma linea estos últimos meses. 

Fruto de ello, queremos recoger aquí las principales notas que la AEAT ha hecho llegar a los diferentes contribuyentes que, según sus registros, han operado u operan con UK. En ella, se exponen y detallan las principales consecuencias a nivel impositivo y de gestión tributaria que se producirán una vez surta efecto el denominado «BREXIT».

En caso de que NO se produzca un acuerdo de salida en el que se contemple un periodo transitorio, es decir, el denominado «BREXIT duro» se contemplaría lo siguiente:

Aduanas

Las operaciones entre UK y España ya no tendrían la consideración de operaciones intracomunitarias y los flujos de mercancías derivados de estas se someterían a las distintas formalidades aduaneras, incluyendo las correspondientes declaraciones aduaneras de importación/exportación, controles aduaneros, aranceles,…

A destacar que será necesario que todos los operadores económicos se identifiquen a efectos aduaneros con un número de registro e identificación, el «EORI», válido para toda la UE y que si no se tiene podrá solicitarse a través de la sede electrónica de la AEAT

IVA

Los envíos a UK estarán exentos de IVA (tendrán que poderse acreditar documentalmente a través del DUA de exportación correspondiente). Por su parte, las entradas de bienes desde UK estarán sujetas al pago de IVA a la importación, a liquidar en la aduana e ingreso en plazo correspondiente aunque es posible hacerlo en la declaración/liquidación periódica bajo las condiciones correspondientes…

Por otro lado, al dejar de tener estas operaciones las consideración de operaciones intracomunitarias, no tendrán que ser incluidas en el volumen de operaciones del modelo 349.

Impuestos especiales

Al salir UK de la UE, a partir de ese momento, a las expediciones de mercancías sujetas a impuestos especiales pasarán a estar sujetas a la normativa aduanera de la Unión Europea.

¿Tienes alguna duda?

Puedes ponerte en contacto con nosotros pinchando

¿Tengo que emitir factura por la venta de mis productos?

<<El verano ya llegó, ya está aquí, ya está aquí…>>

A nosotros aún nos quedan unos días trepidantes pero casi. El caso es que en estas fechas abundan los festivales de verano, las fiestas de los pueblos, mercadillos itinerantes y, bueno, el resto del año también hay situaciones (ferias, etc.) en las que podemos encontrar dificultades para «hacer las cosas bien» a la hora de facturar las ventas de nuestros productos.

¿Puedo emitir un ticket y ya con eso vale..?

Cuidado. En la última reforma del reglamento de facturación se eliminaron lo tickets. Es decir, ya no es posible emitirlos como soporte documental de una venta.

Estos fueron sustituidos por las denominadas facturas simplificadas que, aunque la mayoría de las veces se emiten en un papel de rollo termoimpreso -igual que el de los «difuntos» tickets-, no son lo mismo… Estas, deben contener la información fiscal del emisor pero también la del cliente (receptor) y en general podrán ser expedidas:

  • Cuando el importe sea inferior a 400€
  • Se trate de una factura rectificativa
  • Lo autorice el departamento de Gestión Tributaria
  • o sea uno de los supuestos (importes inferiores a 3.000€) recogidos en el anterior reglamento

Sí, hombre... ¿Tú te crees que puedo pedir a cada comprador su nombre, apellidos, DNI..?

Tranquilidad… Es posible expedir una factura simplificada sIn tener los datos del cliente. 

Con carácter general, las facturas que se expidan por un sujeto pasivo habrán de contener los datos identificativos de las partes, la razón o denominación social y el número de identificación fiscal tanto del expedidor de la factura como del destinatario de las operaciones, así como, los demás datos señalados en el artículo 6 del Reglamento de Facturación.

No obstante, cuando el importe y la naturaleza de la operación lo permitan, podrá expedirse factura simplificada, con el contenido mínimo del artículo 7 del citado Reglamento, sin incluir la información identificativa relativa al destinatario de la operación salvo que éste sea un empresario o profesional y así lo exija o cuando, no teniendo la condición de empresario o profesional, exija la consignación de dicha información con el fin de ejercer cualquier derecho de naturaleza tributaria.

Pero tengo que entregar siempre el ticket (fca.) aunque no me lo pidan..?

No, si no te lo piden no hace falta entregarlo pero si registrarlo.

… Y antes de que me preguntes si es necesario apuntar operación a operación (que si no tienes disponible un TPV o similar puede ser casi imposible…), también te diré que no es obligatorio y hay una alternativa que se recoge en el reglamento.

Será válida la realización de un asiento resumen en el libro registro de facturas expedidas, siempre que las facturas se hayan expedido en la misma fecha, no sea preceptiva la identificación del destinatario y el devengo de las operaciones documentadas se haya producido dentro de un mismo mes natural.

En el caso de que el destinatario no sea empresario o profesional, las facturas deberán ser expedidas en el momento de realizarse la operación, y dado que el asiento resumen en el libro registro de facturas expedidas permitirá agrupar las expedidas en la misma fecha, cumpliendo los requisitos mencionados, se podrá podrá realizar un asiento resumen diario.

¿Te ha quedado alguna duda?

No te preocupes. Nosotros te lo explicamos. Sólo tienes que mandarnos tus preguntas desde

Deducibilidad de los gastos relativos al vehículo

Frecuentemente, se nos pregunta acerca de las posibilidades que hay de deducirse como gasto aquellos pagos (facturas) relacionados con el coche.

  • Por un lado, aquellos que tienen que ver con la compra de un vehículo que va a utilizarse o se necesita para llevar a cabo la actividad económica.
  • Por otro, todos aquellos gastos en los que también se incurre con motivo de la actividad del negocio y que derivan del vehículo; gasolina, peajes, aparcamiento, mantenimiento, etc.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, dicho gasto, al igual que el resto… Han de cumplir estas tres condiciones:

  1. Estar relacionado con la actividad económica realizada. Es decir, ser necesario para la misma.
  2. Estar soportado en la correspondiente factura (soporte documental establecido por la norma).
  3. Estar debidamente registrado en libros/contabilidad.

Una vez tenido en cuenta lo anterior, cabría distinguir entre los diferentes impuestos:

1· IRPF

  • En cuanto a la ADQUISICIÓN del vehículo, el criterio que hasta la fecha ha venido aplicando la administración en interpretación de la norma ha sido el de no permitir la deducibilidad de la compra tanto en cuanto el vehículo no estuviera completamente (100%) afecto a la actividad; es decir, SÓLO se utilizara para trabajar… La consulta vinculante CV-0767/17, no hace sino corroborar lo anterior.

*Existe afectación cuando la utilización del mismo se realice de forma exclusiva en la actividad, ya que, (artículo 29.2 de la LIRPF), al ser un elemento patrimonial indivisible no cabe la afectación parcial -como por ejemplo si cabría en un piso/vivienda… – y se exige la afectación total, lo que implica que se utilice exclusivamente para el desarrollo de la actividad económica. 

  • Al respecto de los GASTOS DERIVADOS DE LA UTILIZACIÓN del vehículo para la actividad empresarial o profesional, el creiterio de la Administración ha sido el de considerar únicamente deducibles estos gastos cuando se trata de vehículos afectados a la actividad económica.

**Tanto en relación a la compra como al respecto de los gastos relacionados con el vehículo, la Administración deja el peso de la prueba (por los medios admitidos en Derecho) en las manos del contribuyente, de forma que será este el que deba argumentar la justificación de estos como necesarios para la actividad económica.

2 · IS

A diferencia del IRPF, en el Impuesto de Sociedades NO es necesaria la afectación total del vehículo para poder incluir en la base del impuesto como gasto deducible aquellas partidas relacionadas con el mismo;

  1. Se podrá imputar la totalidad del gasto por la adquisición del vehículo; una parte como AMORTIZACIÓN de bien o elemento directamente afecto a la actividad y otra parte bien como GASTO DE PERSONAL (siempre y cuando se realice la repercusión como retribución en especie al trabajador por el uso privado del mismo).
  2. La parte proporcional del gasto de amortización y demás gastos correspondientes al uso del vehículo que estén afectados directamente con la actividad empresarial, no siendo deducibles aquellos destinos que habiendo sido destinados a uso particular de los trabajadores no hubiesen sido repercutidos en especie. *Ojo que no declarar este uso como retribución en especie constituye una infracción tributaria
  3. Podremos imputar la totalidad del gasto en los casos en que el vehículo esté afecto exclusivamente a la actividad empresarial, pudiendo poder acreditar este hecho por cualquier medio de prueba admitido a derecho.

**Independientemente de lo que el art. 22 del RIRPF establece acerca de la consideración de afectación exclusiva del vehículo a la actividad, aún cuando este tenga usos residuales fuera de la misma…, quedará acreditarla por los elementos de prueba que concurran en cada situación de hecho. Y esto, como hemos comentado antes, le corresponde justificar al contribuyente.

3 · IVA

En este caso el IVA es más «flexible» que el IRPF (habitualmente, en cuestiones de deducibilidad, es lo contrario…). Podremos distinguir:

  1. Respecto a la ADQUISICIÓN del vehículo, en función de la modalidad del mismo:
    • COMPRA: conforme a lo establecido por el art. 95 de la Ley 37/1992 del IVA, si no se demuestra un mayor (o menor por parte de la Administración…) grado de afectación de dicho elemento en la actividad de la empresa, se presupone una afectación del 50%. Por lo que serán deducibles la mitad de las cuotas soportadas en la adquisición del vehículo. *Para aquellos vehículos que podríamos denominar mixtos, industriales o técnicos, la norma establece un 100% de deducibilidad de sus cuotas.
    • RENTING para uso de trabajadores: destacar en este apartado la CV-3216/18 en la que se introducen novedades acerca de la deducibilidad de las cuotas soportadas del impuesto en esta modalidad. En caso de que la empresa no realice actividad exenta alguna, podría deducirse el 100% de la cuota soportada:
      • Uso actividad empresarial: se considera totalmente afecto y la cuota es 100% deducible.
      • Uso privado del trabajador: será una retribución en especie (sujeta) y 100% deducible en el impuesto. 
  2. En cuanto a los GASTOS relacionados con la actividad en los que se incurren con motivo del uso del vehículo, la norma establece que serán deducibles en la misma proporción en que se hayan deducido los gastos de ADQUISICIÓN, excepto cuando puedan probarse que lo son deducibles en un mayor porcentaje conforme a los medios de prueba anteriormente mencionados. Por ejemplo, la gasolina, que incluso excluye de cualquier grado de afectación del vehículo.

se qué hacer...

Diferencias de tipo de cambio en facturas y self billing

Cada vez es más frecuente recibir facturas de otros países –aparte la de las relativas a las operaciones intracomunitarias– en una moneda diferente del euro (USD, Pounds, etc.).

Igualmente, es posible que tengamos que emitir facturas a clientes de otros países. También a países fuera del territorio de la UE. 

En este post no vamos a tratar acerca de la fiscalidad de estas operaciones, aspecto sobre el que ya hemos hablado en otras ocasiones, sino del registro de estas operaciones y de un caso particular. El llamado self billing.

 

 

Cuando recibimos una factura en una moneda distinta al euro tenemos que tener en cuenta que; bien la contabilización de la misma en el caso de que la forma jurídica bajo la cual llevemos a cabo nuestra actividad económica sea jurídica (empresa), bien el registro en nuestros libros del IVA en el caso de que la desempeñemos como personas físicas (autónomos)… Tendrá que ser realizado en euros.

Para ello, debemos tomar el tipo de cambio de la fecha de emisión de la factura. El problema que nos podemos encontrar es que la cuantía reflejada en nuestros libros, muy probablemente, no coincidirá con la del cargo en cuenta derivado del pago (en la fecha correspondiente) de la operación. Esto se debe a las conocidas como diferencias de cambio:

  • Importe de la factura en euros < el importe del pago ->  «Diferencia Negativa de tipo de cambio» que corresponderá registrar como gasto. De esta forma podremos reflejar esa pérdida derivada de la fluctuación del valor del euro respecto a la otra divisa que se produce.
  • Importe de la factura en euros > el importe del pago ->  «Diferencia Positiva de tipo de cambio» que corresponderá registrar como ingreso. Así reflejaremos que obtenemos un ingreso por la diferencia del tipo de cambio entre el euro (moneda en la que pagamos) y la divisa en que recibimos la factura.


¿Qué es el self billing?

Cuando hablamos de emitir facturas al extranjero, a veces, (especialmente cuando nos referimos a empresas del ecosistema digital…) nos encontramos con que el cliente nos «pide» que emitamos la factura directamente desde su plataforma, donde debemos acceder con nuestro usuario y clave para cumplimentar en ella un formulario con los correspondientes campos habilitados para tal fin.

En este caso, lo que el cliente obtiene es el registro de la factura en su sistema por parte del proveedor, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero. 

*Hay que tener en cuenta que el hecho de hacer lo anteriormente descrito, no nos exime a nosotros de tener que registrar con su correspondiente número, datos fiscales, importes, fecha, etc. la misma factura en nuestros libros.

Una vez que hayamos registrado la factura en la plataforma del cliente (YouTube, Unity,…), este procederá a validarla y a pagarnos. En función del país de origen del cliente y las condiciones acordadas con nosotros (precio), podemos encontrarnos con un caso análogo al primero que hemos comentado; nuestra factura puede estar emitida en una divisa distinta al euroque deberemos registrar en euros– y un pago en nuestra cuenta en euros;

 

  • Importe de la factura en euros > el importe del pago ->  «Diferencia Negativa de tipo de cambio» que corresponderá registrar como gasto. De esta forma podremos reflejar esa pérdida derivada de la fluctuación del valor del euro respecto a la otra divisa que se produce.
  • Importe de la factura en euros < el importe del pago ->  «Diferencia Positiva de tipo de cambio» que corresponderá registrar como ingreso. Así reflejaremos que obtenemos un ingreso por la diferencia del tipo de cambio entre el euro (moneda en la que pagamos) y la divisa en que recibimos la factura.

En lexintek somos expertos en fiscalidad y estamos especializados en economía digital. Podemos ayudarte con tu proyecto. Ponte en contacto con nosotros en el 620 138 382 o mándanos un email a hola@lexintek.com